Manifiesto

MANIFIESTO A FAVOR DE LA LEGALIZACIÓN Y REGULACIÓN DE LA GESTACIÓN SUBROGADA EN ESPAÑA

Apoyamos una INICIATIVA LEGISLATIVA POPULAR para que todas las técnicas de reproducción asistida tengan el mismo tratamiento en nuestra normativa

La gestación subrogada, también conocida como gestación por sustitución o maternidad subrogada, es una técnica de reproducción asistida en la que, además de los futuros padres, participa una mujer que gesta el embrión. Este método de reproducción es la solución para aquellas personas que tienen problemas físicos o de salud que les impiden gestar.

En nuestro país la gestación subrogada es ilegal o, mejor dicho, alegal: La Ley 14/2006, de 26 de mayo, de Técnicas de Reproducción Humana Asistida establece en su artículo 10 que “el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o tercero es nulo de pleno derecho”.

Como en otras ocasiones, la ley choca contra la realidad y la necesidad de la sociedad: se está negando a determinadas personas que ansían ser padres y/o madres, y no pueden serlo de manera natural, la posibilidad de tener hijos.

Por otra parte, se está infringiendo el principio de igualdad establecido en nuestra Carta Magna: al igual que otros procedimientos de reproducción humana asistida, como la inseminación artificial o la fecundación in vitro, la gestación por sustitución da respuesta a aquéllos que necesitan ayuda para reproducirse. Sin embargo, frente a quienes carecen de óvulos o esperma, o de ambos,  y reciben ayuda para engendrar el embrión que los convertirá en padres/madres, nos encontramos con otras personas que carecen de un útero en el que gestar ese embrión y que se ven abocados a vivir sin descendencia: LA TÉCNICA LES DA LA SOLUCIÓN, PERO LA LEY SE LA NIEGA.

Que, como ya hemos dicho, esta prohibición expresa va en contra de la realidad y la necesidad de una gran parte de la sociedad, lo demuestra el hecho de que ello no ha sido óbice para que muchos españoles hayan alcanzado la paternidad/maternidad mediante la aplicación de la gestación subrogada acudiendo a países en los que dicha técnica no sólo está permitida sino que es ya algo habitual, como es el caso de diferentes estados de Estados Unidos y, en los últimos años, India. Sin embargo, esta vía sólo está abierta para aquéllos que gozan de una situación que les permite afrontar el alto coste de la técnica fuera de nuestras fronteras, lo que nos lleva de nuevo a la indeseada discriminación, esta vez por motivos económicos y socio-culturales.

Durante años, España ha recibido a los niños nacidos por gestación subrogada en EEUU sin tener conciencia de ello. Se estima que son ya muchas las parejas heterosexuales que han llegado a nuestro país con una inscripción del nacimiento de sus hijos en el Registro Civil español de algún Consulado de EEUU, en donde el mismo hospital inscribe a los niños como hijos de los padres intencionales y no de la gestante. Sin embargo, la alarma saltó cuando fue una pareja de gays la que intentó inscribir a su hijo nacido por gestación subrogada en California y el encargado del Registro Civil español se negó a inscribir al bebé como hijo de esta pareja, creando así una situación de desamparo del menor, que se ve negado de su filiación y de su nacionalidad.

Para evitar este tipo de situaciones, la Instrucción de 5 de octubre de 2010 de la Dirección General de los Registros y el Notariado ha dejado sin contenido efectivo la prohibición de la gestación subrogada al contemplar la inscripción en el Registro Civil de niños y niñas fruto de esta técnica siempre que el procedimiento se haya llevado a cabo en un país en el que esté regulada, que uno de los padres sea español y que exista una resolución judicial que garantice, entre otros aspectos, los derechos de la mujer gestante, velando así por el interés superior del menor, contenido normativamente en la Convención sobre Derechos del Niño de 20 de noviembre de 1989, adoptada por Naciones Unidas y ratificada por España el 30 de noviembre de 1990. Entre otros derechos, esta Convención incluye los del menor a tener los mismos padres en todos los países y a tener una nacionalidad.

El contenido de dicha Instrucción se ha visto avalado, el 26 de junio de 2014, por una Sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que, resolviendo un par de recursos de ciudadanos franceses a los que su país les había denegado la inscripción de sus hijos nacidos por Gestación Subrogada en EEUU, concluye que, independientemente de cuál sea la posición del país de origen de los padres con respecto a esta técnica de reproducción asistida, dicho país ha de respetar ineludiblemente la filiación establecida en el país de origen de los menores.

La gestación subrogada ha sido pues legalizada de facto en España y, tanto para evitar la desigualdad entre españoles como para garantizar la seguridad jurídica de las partes intervinientes en este tipo de contratos,  ha de ser definitivamente incluida en nuestra normativa como una técnica de reproducción asistida más, que es, en definitiva, de lo que se trata.

Nuestra proposición de Ley de Gestación Subrogada garantiza la protección de todos los comitentes, que han de participar en el procedimiento de manera plenamente informada, libre y voluntaria. Se garantiza así la libertad personal de acceder a la paternidad/maternidad y, en consecuencia, a los distintos modelos de familia que conforman nuestra sociedad: parejas homosexuales y heterosexuales, hombres solos e incluso mujeres solas que lo necesiten podrán acceder a esta técnica para ver cumplido su deseo de ser padres/madres.

Se trata, en definitiva, de una norma que -utilizando conceptos empleados por el Tribunal Constitucional en su Sentencia de 6 de noviembre de 2012 que avala el matrimonio entre personas del mismo sexo- regula y garantiza derechos, no desnaturaliza las instituciones y es fruto de la interpretación evolutiva de la Constitución y de su acomodo a la realidad de la vida moderna como medio para asegurar su propia relevancia y legitimidad.

Por todo ello, la Comisión Promotora de esta Iniciativa Legislativa Popular os invita a sumaros a ella apoyando la proposición de Ley de Gestación Subrogada que os presentamos y avalando nuestra ILP con vuestra firma.

 

Descarga el documento en PDF:

 

Manifiesto de la Asociación (Castellano)

Manifiesto de la Asociación (Catalán)

Manifiesto de la Asociación (Euskera)

Manifiesto de la Asociación (Gallego)