La Comisión

o ¿Quiénes somos? 

«   Marta López Abeledo (Presidente)

«   Luis Manuel Carballada Gabriel (Vicepresidente)

«   Aurora González Ginzo (Secretaria)

«   Ángeles López Abeledo (Tesorera)

«   Ana Isabel Fernández García (Portavoz)

«   Antonio Vila-Coro (Portavoz)

«   Antonio Cid Tesouro (Vocal)

«   Manuel Ramiro González (Vocal)

«   Rafael García Palmero (Vocal)

«   Celso Domínguez Machado (Vocal)

«   María Ángeles Tornamira Prieto

«   Mario Manuel Queipo Rodríguez 

«   Belarmino Roberto Diaz Arias

«   Antonio Pérez Galán

«    Victorino Jul Rodríguez

«    Asociación Son Nuestros Hijos

«   Víctor Robles Román

«   Miguel Romero Cádiz

«   Daniel Delmás Martín

«   Ana María Miramontes Roel

«    Inmaculada Pérez Galán

«    Rosario Abeledo Castro

«   Vanesa de León Corrales

«   Antonio Miguel Jodar Barcia

«   Joan Cerdà Subirachs (Miembro de Honor)

«   Modesto García Maldonado (Miembro de Honor)

 

 

o ¿Qué nos impulsa? 

Todos los proyectos importantes tienen una razón de ser. La nuestra son Marta y Antonio. Por ellos, porque les ha tocado vivir una tragedia que, sin duda, no se merecían (nadie se merece algo así) hemos iniciado este camino. 

Podéis leer su historia aquí.

 o ¿Qué buscamos? 

La regulación de la gestación subrogada en España para todos.

o ¿Cómo lo vamos a hacer? 

Mediante una I.L.P.

o ¿Qué es una ILP? 

ILP son las siglas de “Iniciativa Legislativa Popular“, una figura que permite a los ciudadanos proponer leyes ante el Congreso de los Diputados en base al artículo 87.3 de la Constitución Española y que se regula en la Ley Orgánica 3/1984, de 26 de marzo, de Iniciativa Popular.

o ¿Por qué una ILP? 

Porque nuestros gobiernos han evitado y evitan abordar con valentía este asunto dando soluciones “a medias” a la demanda social mediante la Instrucción, de 5 de octubre de 2010, de la Dirección General de los Registros y el Notariado y provocando así una grave discriminación entre unos y otros españoles.

o ¿Qué requisitos son necesarios? 

• Creación de la Comisión Promotora formada por personas físicas, mayores de edad e inscritas en el censo electoral. 

• Redacción del texto artículado de la Proposición de Ley, precedido de una exposición de motivos. 

• Si se admite la ILP se iniciará el período de nueve meses para la recogida de, al menos, 500.000 firmas.

o ¿Cuál es el procedimiento? 

La Comisión Promotora de la ILP debe presentar ante la Mesa del Congreso la Proposición de Ley que pretende que se tramite. La Mesa del Congreso se pronunciará sobre su admisibilidad en el plazo de quince días. Si la Proposición de Ley es admitida se abrirá un plazo de nueve meses para recoger un mínimo de 500.000 firmas. 

Logrado el objetivo, la Comisión Promotora entregará los pliegos con las firmas a la Junta Electoral Central, que las comprobará y contará y, si todo está correcto, se lo comunicará al Congreso de los Diputados cuya Mesa ordenará la publicación de la Proposición, que deberá ser incluida en el orden del día del Pleno, en el plazo máximo de seis meses, para su toma en consideración. 

Las ILP no caducan como consecuencia de la disolución de las Cortes.

o ¿Cómo funciona la recogida de firmas? 

Se necesitan 500.000 firmas para que avalen la Proposición de Ley. 

Pueden firmar: 

• Ciudadanos/as con nacionalidad española 

• Mayores de 18 años 

• Inscritos en el censo electoral 

Además de la firma han de hacer constar: 

• Nombre 

• Apellidos 

• DNI 

• Municipio en el que están empadronados, es decir, en el que votan 

Las firmas se recogen en pliegos que, previamente, habrán sido validados por la Junta Electoral Central. 

Los pliegos de firmas han de estar firmados por la persona que las haya recogido, el fedatario, dando fe de que los datos contenidos en ellos son ciertos. 

o ¿Qué son los fedatarios? 

Son aquellas personas que colaboran en la recogida de firmas. La Comisión Promotora tiene que elaborar un listado con los datos de estas personas y remitirlo a la Junta Electoral Central (es una especie de nombramiento). 

Por su parte, las personas que quieran ser fedatarios tienen que cumplimentar una declaración jurada (puedes verla aquí) declarando ser ciudadanos españoles, estar en plena posesión de sus derechos civiles y políticos y carecer de antecedentes penales; aceptando el nombramiento como fedatarios; y prometiendo dar fe de la autenticidad de las firmas de los signatarios de la Proposición de Ley.

o ¿Dónde se encontrarán los pliegos de firmas? 

En cuanto empiece el plazo para la recogida de firmas, subiremos a nuestra web los puntos en los que se podrán recoger y entregar los pliegos. 

Intentaremos que haya puntos fijos en todas las provincias y en el mayor número de localidades posible, pero para ello necesitamos la colaboración de aquellos que estén a favor de nuestra iniciativa: Si alguna asociación, institución, negocio, oficina, etc. quiere recoger firmas en su local, por favor, poneros en contacto con nosotros en el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

o Una vez finalizada la recogida de firmas ¿qué ocurre? 

Se remitirán a la Junta Electoral Central que, a su vez, las enviará a la Oficina del Censo Electoral para que acredite la inscripción de los firmantes en el Censo Electoral como mayores de edad y lleve a cabo la comprobación y el recuento inicial de dichas firmas. La Oficina del Censo Electoral, en el plazo de quince días, remitirá a la Junta Electoral Central certificación de todo ello. 

De vuelta en la Junta Electoral Central ésta procederá a la comprobación y recuento definitivos. 

Las firmas que no reúnan los requisitos no serán computadas. 

Si reunimos 500.000 firmas válidas, la Junta Electoral Central se lo comunicará al Congreso de los Diputados, la Mesa del Congreso ordenará la publicación de la Proposición de Ley y ésta deberá ser incluida en el orden del día del Pleno en el plazo máximo de seis meses para su toma en consideración.

o ¿Qué pasa si se disuelven las Cortes durante todo el proceso? 

Las ILP no caducan aunque se disuelvan las Cortes, por lo tanto no será preciso en ningún caso presentar nueva certificación acreditativa de haberse reunido el número de firmas exigidas