Sobre la Gestación Subrogada

Antecedentes

¿Qué es la gestación subrogada? 

La gestación subrogada o gestación por sustitución es una forma de reproducción asistida en la que, además de los futuros padres, participa una mujer que gesta el embrión. Este embrión puede ser el resultado de una inseminación artificial o de una fecundación “in Vitro” y los gametos pueden proceder de uno de los progenitores y de una donación, de los dos progenitores, o de donaciones.

Esta técnica se produce cuando, mediando un acuerdo o contrato, una mujer, con plena capacidad de obrar, consiente libremente en llevar a cabo la gestación, con el compromiso irrevocable de entregar el nacido a los otros intervinientes que, a todos los efectos, serán los progenitores o padres.

 En este enlace podéis leer una explicación detallada de esta técnica de reproducción asistida: ¿Qué es la subrogacion gestacional? Por Pedro Fuentes, ginecólogo y Presidente de la Asociación Son Nuestros Hijos

¿Quién puede necesitar la gestación subrogada? 

Este método de reproducción es la solución para a aquellas personas que tienen problemas físicos o de salud que les impiden gestar, por ejemplo, para Antonio y Marta a quien, como podéis leer aquí, por una terrible complicación en su embarazo le tuvieron que extirpar el útero después de haber perdido a su niña cuando le faltaban dos semanas para dar a luz; para varones que no tienen pareja y sin embargo desean ser padres (lo habéis visto en la prensa: Miguel Bosé, Ricky Martin,…); para parejas de gays; etc. 

¿Vientre de alquiler? 

La gestación subrogada se conoce coloquialmente como “vientre de alquiler”, término poco acertado, sin duda. Primero, porque no necesariamente ha de haber contraprestación económica. Segundo, porque la mujer que gesta al futuro bebé aporta mucho más que su útero, se implica física y emocionalmente; en todas las leyes que regulan esta práctica se le exige que goce de buena salud y que tenga hábitos de vida saludables. Y tercero, porque los vientres no se alquilan como tampoco se alquilan las personas, eso es una barbaridad que no tiene nada que ver con que la mujer pueda ser compensada por el procedimiento médico al que se somete. Para poner un ejemplo: a lo largo de la vida de un bebé o de un niño es casi seguro que su madre/padre tendrá que delegar su cuidado en otra persona, algunos delegarán en un familiar o en un amigo (y éstos lo cuidarán gratis), otros lo harán en una persona que se dedique a cuidar bebés o niños y estas personas les cobrarán (como es lógico); de igual manera la persona subrogada puede recibir una contraprestación económica por los trastornos que le puedan ocasionar el embarazo, las múltiples revisiones y pruebas que hay que hacer durante el mismo, el parto, el puerperio, el tiempo que estará sin trabajar, etc. Otro ejemplo: los donantes de óvulos o esperma, por ejemplo, reciben una compensación económica por las molestias del tratamiento, donar semen se compensa con 40 € y óvulos con entre 600 € y 750 €. Por último: someterse como voluntario sano a un ensayo clínico es un riesgo y está compensado pero nadie dice que los voluntarios estén alquilando su cuerpo a las multinacionales farmacéuticas. 

¿Cuál es la situación en nuestro país? 

En nuestro país la gestación subrogada es alegal: El artículo 10 de la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida establece que el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o tercero es nulo de pleno derecho. 

Sin embargo, la Instrucción de 5 de octubre de 2010 de la Dirección General de los Registros y el Notariado ha dejado sin contenido efectivo la prohibición de la gestación subrogada al contemplar la inscripción en el Registro Civil de niños frutos de esta técnica siempre que el procedimiento se haya llevado a cabo en un país en el que dicha técnica esté regulada, que uno de los padres sea español y que exista una resolución judicial que garantice, entre otros aspectos, los derechos de la mujer gestante. En la anotación que se haga en nuestros registros no figurará el nombre de esta mujer. 

Esto crea una importante discriminación entre aquellos españoles que se pueden costear el tratamiento fuera de nuestras fronteras y los que no pueden hacerlo 

 

Argumentos esgrimidos en torno a la gestación subrogada:

# Juan Ramón Rallo, "En defensa de los vientres de alquiler comerciales"  

# Joan Cerdá Subirachs, "La insostenible legalización de facto de la maternidad subrogada en España"

# Antonio J. Vela Sánchez, "Propuesta de regulación del convenio de gestación por sustitución o de maternidad subrogada en España"

# Dr. Javier Martín Camacho, "Maternidad subrogada: Una práctica moralmente aceptable"

# Antonio Vila-Coro (de la Plataforma "Son Nuestros Hijos"), "Argumentario en defensa de la gestación subrogada"